Diseña un sitio como este con WordPress.com
Comenzar

“Cómo vivir. Una vida con Montaigne. En una pregunta y veinte intentos de respuesta” Sarah Bakewell

«Solo sé que no sé nada, y ni siquiera de eso estoy seguro»


Ensayos fue el nombre con que el ilustre escritor, humanista y filósofo del Renacimiento Michel de Montaigne (1533-1592) decidió titular a la colección de sus escritos, dando nombre a todo un género. Estos ensayos proponían en un tono literario y divagatorio un tratamiento de la filosofía focalizado en problemas prácticos de la existencia (que pueden ir desde temas domésticos a dilemas morales) más que en abstracciones metafísicas.

Una obra extensa, corregida obsesivamente por el autor en vida y por sus editores a posteriori que ha sido objeto de estudio, de admiración y de debate a lo largo de la historia.

Su manera no dogmática de entender la realidad, el relativismo ante las problemáticas que plantea, la flexibilidad de su pensamiento, la introspección minuciosa, el autoanálisis, sus dudas irresolubles y la “suspensión del juicio”, la adaptación de las doctrinas helenísticas del estoicismo, el epicureismo y el escepticismo, una capacidad de observación finísima y su empatía ante los seres vivos hacen de él un personaje atípico, polémico, censurado y reivindicado por igual. Su influencia siempre ha estado muy presente en la historia del pensamiento, ya que tiene la particularidad de adaptarse a multitud de perfiles, situaciones y momentos: cada uno ve reflejado en él lo que quiere ver, sus observaciones universales y abiertas se prestan a interpretaciones dispares. Una de las claves de su vigencia es que permite lecturas muy subjetivas.


(52 «Otros escritores del siglo XVI compartían la fascinación de Montaigne por lo inestable. Lo que es inusual en él es el instinto de que el observador es tan poco fiable como lo observado»

104 «Quizá fue ahí donde desarrolló por primera vez su gusto por la multiplicidad de perspectivas para cada situación humana, un sentimiento que corre como una arteria por los Ensayos»

57 «…y que observar el juego de los estados interiores es el trabajo del escritor. Sin embargo, ésa no era una idea habitual antes de Montaigne»)


Todo lo anterior lo sé por el libro, ya que yo no he leído aún a Montaigne directamente (es una situación recurrente de mi trayectoria lectora leer sobre alguien sin conocer su obra; casi un subgénero de lectura). Sin embargo, creo haber recibido parte de su luz gracias a este trabajo accesible y divulgativo en el que la estudiosa Sarah Bakewell nos propone un recorrido por su vida y su legado a partir de veinte preguntas que se desprenden de ese “Cómo vivir”, y que va tratando de desentrañar comentando su obra y recorriendo cronológicamente su vida y más allá, analizando al personaje en su entorno histórico y en función de la consideración que ha merecido o la controversia que ha ido generando entre las generaciones siguientes y que se extiende hasta nuestros días.

Varios temas han llamado mi atención, como su posicionamiento religioso

(165 «quería que quedase bien claro que consideraba fuera de duda su fe religiosa. Se adhería al dogma recibido de la Iglesia Católica»)

su amistad con La Boétie

(368 «Esta última es alabada, deconstruida, teorizada, analizada, erotizada y psicoanalizada hasta el último centímetro de su existencia» )

truncada por la muerte

(135 «aquella experiencia, dijo, era el objetivo auténtico de nuestros estudios y de nuestra filosofía»),

la visión que de Montaigne tenían otros filósofos

(189 Nietzsche: «este espíritu, el más libre y vigoroso que ha habido»

191 «No es en Montaigne, sino en mí mismo dónde encuentro todo lo que veo aquí»; «en el caso de Descartes, lo que encontró fueron dos figuras de pesadilla de su propia psique: un demonio resistente a la lógica y un animal que era capaz de pensar»),

Su actitud ante el género, que oscila entre un machismo resignado y una especie de protofeminismo

(202 “Creía que, por naturaleza, varones y mujeres están creados con el mismo molde»)

el contexto de las guerras religiosas dentro del cristianismo

(62 «la reforma era todavía algo muy reciente: su origen se data normalmente en 1517, el año en que Martín Lutero escribió un tratado atacando la tradición católica de vender rápidos perdones terrenales o indulgencias»

107. El calvinismo: «La única actitud posible ante tal Dios es una sumisión absoluta. A cambio, Dios concede a sus seguidores una fuerza invisible: uno rinde su voluntad personal, pero recibe todo el peso del universo de Dios que está detrás de uno”

110 «El único camino hacia la unidad política era la unidad religiosa»)

Y muchas más cosas, como la educación tan peculiar por la que apuesta su padre para él, las relaciones desapegadas que pretende mantener luego Montaigne con su familia, los devaneos políticos, la presencia de la muerte… y por encima de todo, el espíritu contradictorio/ ambiguo/ indefinido que impregna toda su obra; lo mismo puede decir una cosa y más tarde su contraria.


34 «mueres de la misma forma que te quedas dormido: dejándote llevar»

36 «Si no sabes cómo morir, no temas: la naturaleza te dirá qué hacer en el momento, de manera plena y suficiente. Ella hará ese trabajo para ti a la perfección, así que no te preocupes por eso»

138 «la esperanza de que la muerte fuese algo tranquilo para la persona que la estaba sufriendo, por poco que pudiera parecerlo desde fuera»

93 «esforzarse era algo que el mismo aseguraba no hacer nunca, ya fuera leyendo o escribiendo»

148 «Se apodera de mí una idea dolorosa; encuentro más rápido cambiarla que someterla. La sustituyo por una contraria, o si no puedo, por una distinta. La variación siempre alivia, disuelve y disipa»

164 «podemos estar imposibilitados de ver las cosas tal y como son por nuestra propia naturaleza. La perspectiva del ser humano puede que no sea simplemente proclive a errores ocasionales, sino también limitada por definición»

173 «cuando juego con mi gata, ¿quién sabe si yo no soy un pasatiempo para ella más de lo que ella es para mí?»

174 «En el caso de Descartes, el problema era que toda su estructura filosófica requería un punto de absoluta certeza, que encontró en la noción de una conciencia clara y no diluida»

175 «»todo lo que percibo de manera clara y distinta no puede dejar de ser verdad», una de las afirmaciones más asombrosas de toda la filosofía»

178 Descartes “obsesionado con encontrar una certeza a la que agarrarse”

184 Voltaire de Pascal: «Ver el mundo como la celda de una prisión y a todos los hombres como criminales es la idea de un fanático»

221 «Si perdonaba a alguien que interpretaba su generosidad como debilidad, quizá acabase muerto a su vez. Si era demasiado duro, atraería la rebelión y la venganza»

266 Zweig «Es consustancial a los jóvenes no dejarse aconsejar templanza y escepticismo. Cualquier duda se convierte para ellos en un freno»

292 Venecia «Parece que tenía una magia política especial de las que otros lugares carecían, implicándose en los conflictos solo cuando tenía algo que ganar, y manteniendo un gobierno justo dentro de sus propias fronteras»

295 «de todos los giros que Montaigne había encontrado ya para este tipo de escena que tanto le fascinaba (el individuo vencido que pide clemencia, el vencedor que decide si concedérsela o no) éste era probablemente el más desagradable»

301 «Haz bien tu trabajo, pero no demasiado bien»

312 Nihilismo: «Al final «nihilista» se volvía casi sinónimo de terrorista» (…) Eran una especie de ala revolucionaria del partido escéptico, o los escépticos que se habían vuelto malos»

370 «Algunos se empantanaron tanto en la metodología que no hicieron progresos»

382 «Un lector capacitado descubre a menudo en los escritos de otros hombres más perfecciones de las que el autor puso en él o percibió, y le presta significados y aspectos mucho más ricos»

389 «un orgullo tonto y decrépito, un parloteo tedioso, unos humores irritables y asociales, la superstición y una ridícula preocupación por las riquezas»


Editorial Ariel. 8.

Ensayo/ biografía filosófica

Sant Cugat, 15 de setembre. 2021

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: