Diseña un sitio como este con WordPress.com
Comenzar

“Nostalgia de otro mundo” Moshfegh, Ottessa

Uno de esos libros de relatos breves que sería una pena perderse por el hecho de que no formen parte de una novela. Crueles, desconcertantes, procaces, crudos y desesperados, no parecen ocultar enseñanza o moraleja alguna (es algo que me suele desagradar del género: que su brevedad parece querer señalar hacia una trascendencia que no siempre existe. Aquí no pasa).

Una colección de relatos, pues, nada edificantes: extraños e incómodos, despectivos, insultantes, violentados por giros absurdos y/o perturbadores, compuestos en un tono entre desinhibido y resignado, con abundancia de elementos groseros y desagradables, jugando a desacreditar lo que dice a base de banalizarlo. Una intención provocativa que escandalizará a más de unx.

Desde el primer momento me ha recordado mucho a Lucia Berlin. En este caso, sus protagonistas son más variadxs, no son de manera tan obvia alter egos de la autora, pero el tono, el formato y la temática tienen bastante que ver, actualizados en el tiempo. Un onda en plan realismo sucio, bastante sucio en ocasiones, con personajes desubicados en un contexto de clase media baja norteamericana, degradado y hostil, que habla de adicciones, de amores sórdidos y descompensados, de soledad, de redención no alcanzada, de extrañamiento.

Muy muy bueno, me quedo con ganas de repasarlos uno a uno. No tiene desperdicio, en cada página encuentro una frase o varias, una idea o un exabrupto que me deja loco.


52 «Odiaba a mi novio, pero me gustaba su barrio»

71 «Solía aparecer en Navidad sin duchar con una sudadera andrajosa con capucha, se desplomaba en el sofá, se despertaba y comía como un jabalí salvaje, eructando y riéndose, y luego desaparecía por la noche»

76 «-¿Y con quién tengo el placer?- le dije, y escuché de inmediato el eco de mi voz resonando a través de los árboles como si fuera la voz de un pervertido nervioso o un memo, alguien que nunca hubiese tenido una conversación antes»

91 «Por aquel entonces, rara vez interactuaba con alguien que no fuera retrasado. Cuando lo hacía, me impresionaba lo pretenciosos e impacientes que eran, siempre sopesando las palabras, tergiversando las cosas. Estaban todos tan obsesionados con que los entendieran. Me ponía enfermo».


Alfaguara. Un 8.4

Relatos breves pasados de rosca

La Floresta, lunes de 26 de septiembre, 2022

3 comentarios sobre ““Nostalgia de otro mundo” Moshfegh, Ottessa

Agrega el tuyo

    1. Gracias a tí por tu interés, creo que es una autora que sorprende a quien la descubre, y que incluye elementos bastante bestias y políticamente incorrectos. Tengo ganas de leer alguna de sus novelas, ya que el libro me ha encantado y normalmente no me gusta demasiado el formato de los relatos cortos. Espero que la disfrutes, un saludo igualmente!

      Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: